lunes, 18 de diciembre de 2017

470.- Buñuelos de plátano.- Receta de aprovechamiento.


He encontrado una solución para aprovechar los plátanos que se quedan demasiado maduros...¡Y, vaya solución, ya estamos deseando encontrarnos otra vez plátanos negros en la nevera, jajajajajaja! 😄







Ingredientes para 4 personas:


  • Aceite de girasol, el suficiente para cubrir el fondo de una sartén de tamaño mediana o pequeña
  • Azúcar blanquilla, 4 cucharadas rasas
  • Azúcar glass, cantidad al gusto (para espolvorear)
  • Canela en polvo, 1/2 cucharadita rasa
  • Harina de trigo, 5 cucharadas colmadas
  • Huevos de tamaño grande (L), 2
  • Levadura química (polvos de hornear), 1 sobre
  • Plátanos bien maduros, 3
  • Sal gruesa, una pizca (lo que te quepa entre dos dedos)
*Estos buñuelos están riquísimos acompañados de salsa de chocolate. 

Utensilios:



  • Bol grande, 2
  • Bol pequeño
  • Cuchara sopera, te servirá para medir la harina y el azúcar
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la canela
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Sartén pequeña o mediana. No sirve una grande porque los buñuelos se queman enseguida y no te daría tiempo a llenar la sartén.
  • Tenedor o algo similar para aplastar los plátanos


Elaboración:


Comienza pelando los plátanos y échalos en un bol grande.

Seguidamente aplasta los plátanos con un tenedor.

A continuación casca los huevos y échalos en el bol pequeño. Tras esto, bátelos.

Después echa los huevos batidos sobre los plátanos machacados, añade también el azúcar, la pizca de sal y la canela en polvo.

En otro bol, mezcla la harina con la levadura y añádelo también a la mezcla; Mezcla bien todos los ingredientes.

Tras esto vierte el aceite de girasol en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa cucharadas soperas de masa y fríelas en pequeñas tandas hasta que el buñuelo se hinche y se ponga dorado. Se hace en cuestión de segundos ¡así que no los perdáis de vista!

Cuando los buñuelos estén dorados sácalos de la sartén y déjalos escurrir sobre un plato cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.

Sirve caliente o templado, espolvoreado de azúcar glass y/o salsa de chocolate (la venden ya hecha).

Buenísimos.




"La cólera es una ráfaga de viento,
que apaga la lampara de la inteligencia".- Robert Ingersoll